Armando Iachini: La arena y el asfalto son indispensables en una carretera

Entre los materiales de construcción que existen, hay dos que representan suma importancia para Construcciones Yamaro, ya que son indispensables en la construcción de carreteras, nuestro fuerte. Sin embargo, suelen ser empleados en diferentes proyectos. Estos son la arena y el asfalto.

Armando Iachini
Construcción de carreteras

 

Todos hemos visto la arena, y la reconocemos, sin embargo ¿Sabemos que es? Pues, la arena es un tipo de agregado fino o árido empleado para fabricar numerosos componentes para la industria de la construcción, como por ejemplo concreto u hormigón. Recordemos que el origen de la arena es natural. Sin embargo, se puede obtener de forma artificial al triturar rocas mediante procesos mecánicos.

En cuanto al asfalto, sabemos que aunque es un derivado del petróleo, también obtenerse de forma natural.

El asfalto es un producto negro y pegajoso que se encuentra en la naturaleza en depósitos que están en la superficie terrestre, y que si quiere ser obtenido como un derivado petrolero, se deben emplear métodos de refinamiento.

Aunque, como mencionamos, el asfalto puede obtenerse directamente de la naturaleza, no suele ser obtenido de esta forma. Resulta mucho más barato obtenerlo en el proceso de craqueo, proceso que permite obtener los derivados petroleros como la gasolina. En cuanto a su composición, el asfalto se compone casi totalmente de Bitumen. Este material es muy importante para la industria de la construcción, ya que se emplea para pavimentar carreteras e impermeabilizar techos, entre otros usos.

Armando Iachini

Estos son solo dos de los materiales que resaltan entre los que usamos en nuestros proyectos, sin embargo, necesitan de otros tantos para poder cumplir su función. Un buen proyecto de ingeniería es aquel que hace que todas las partes formen un producto que resulte de utilidad y durabilidad y en Construcciones Yamaro, eso es lo que buscamos, ofrecer soluciones de calidad a quienes confían en nosotros.

Por Armando Iachini

Artículos Relacionados

Dejar una opinión