Armando Iachini: Ladrillos, más de 11.000 años de historia


AI-. Hoy en día, los ladrillos son considerados como uno de los principales materiales de construcción, pero lo que muchos ignoran es que tienen una historia que se remonta a unos 11.000 años, y que su primera utilización se localiza en el período neolítico precerámico. 

Los agricultores de esta etapa, asentados en Levante hacia el año 9.500 a.C. aproximadamente, tuvieron que recurrir al uso de ladrillos debido a la escasez de materiales esenciales como la madera y la piedra.  

Sin duda, algunas de las civilizaciones más notables por el uso del ladrillo, fueron los sumerios y los babilonios, quienes recurrieron a este material para reforzar sus muros y murallas. Según Armando Iachini, la mayoría de los ladrillos empleados eran secados al sol, mientras que recubrían la parte exterior de sus edificaciones con ladrillos cocidos, debido a su gran resistencia y durabilidad. 

Además de cumplir una tarea funcional, como era la resistencia, también estos ladrillos exteriores tenían una misión estética, por lo que los arquitectos de estas civilizaciones se tomaban el tiempo de policromarlos y, de este modo, conseguir interesantes efectos decorativos, que han pervivido hasta nuestros días como una muestra de esta cultura y de su consciencia artística, asegura Armando Iachini.

Las dimensiones de los ladrillos pueden variar de una región a otra, especialmente por la época a la que corresponden y las culturas arquitectónicas en las que han sido utilizados. También la materia prima para la elaboración de estas piezas puede variar, destacándose materiales como:

  • Arcilla
  • Caolín
  • Montmorillonita
  • Illita
En la historia de la arquitectura y la construcción, el adobe es considerado el precursor del ladrillo, puesto que fue un material de construcción que surge del uso de barro arcilloso para la elaboración de muros. Lo que diferencia principalmente a un ladrillo de un adobe es el proceso de cocción al que se somete el primero, exponiéndolo a altas temperaturas que superan los 350 grados.

Por Armando Iachini

Source link

Artículos Relacionados

Dejar una opinión