¿Cuál es el ejemplo a seguir para Construcciones Yamaro?

Para Construcciones Yamaro han existido construcciones que al día de hoy, son las que han servido de ejemplo para perfeccionar las grandes técnicas de construcción que manejan hoy en día. 

Hay grandes obras en las que el ingenio y el contar con lo mejor en el momento adecuado, permiten que la arquitectura a nivel global sea tan perfeccionista cada vez.   La primera presa de Asuán es sólo un ejemplo a seguir para Construcciones Yamaro.

Los intentos del hombre por contener las aguas del Río Nilo para controlar las cosechas y la economía comenzaron a surgir en el siglo XI. En ese entonces el gran Alhazen trató de controlar las inundaciones. La magnitud de la obra fue tal que el ingeniero prefirió fingir demencia para poder huir al trabajo encomendado. Esto le generó 10 años de arresto domiciliario hasta que falleció.

Este proyecto era el  mayor desafío para la ingeniería hidráulica en ese entonces y no se manejaban ideas que permitiesen ver de una forma clara la factibilidad de una obra así. Y sobre todo, qué tanto podría esto afectar al ecosistema. Sin embargo, las crecidas durante todos los años del río siempre han sido impredecibles, lo que ocasionaba un problema mayor. Lo que se buscaba era construir un sistema que pudiese controlar las inundaciones y ofrecer regadío a la parte baja del río, ya que su crecimiento demográfico hacía insuficiente los recursos disponibles en aquel tiempo.

El Nilo, un río de aguas turbias que transporta grandes cantidades de arena y nutrientes que terminan en aguas estancadas, lo que hace que el nivel de río se incremente y se lleve cuanta cosa esté delante de él. Por ello el diseño de la presa cuenta con cantidad de puertas equidistantes que se abren para filtrar, permitiendo controlar el empuje del agua pero al final, acababa resultando insuficiente.

Esta obra, acabó siendo construída con casi dos kilómetros de longitud, con más de cincuenta metros de altura. Pese a la magintud de la misma, ha sido restaurada en par de oportunidades para frenar las crecidas del Nilo. En la tercera ocasión que acaeció este fenómeno, se tomó la medida de crear La Presa Alta.


Source link

Artículos Relacionados

Dejar una opinión

¿Cuál es el ejemplo a seguir para Construcciones Yamaro?

Para Construcciones Yamaro han existido construcciones que al día de hoy, son las que han servido de ejemplo para perfeccionar las grandes técnicas de construcción que manejan hoy en día. 

Hay grandes obras en las que el ingenio y el contar con lo mejor en el momento adecuado, permiten que la arquitectura a nivel global sea tan perfeccionista cada vez.   La primera presa de Asuán es sólo un ejemplo a seguir para Construcciones Yamaro.

Los intentos del hombre por contener las aguas del Río Nilo para controlar las cosechas y la economía comenzaron a surgir en el siglo XI. En ese entonces el gran Alhazen trató de controlar las inundaciones. La magnitud de la obra fue tal que el ingeniero prefirió fingir demencia para poder huir al trabajo encomendado. Esto le generó 10 años de arresto domiciliario hasta que falleció.

Este proyecto era el  mayor desafío para la ingeniería hidráulica en ese entonces y no se manejaban ideas que permitiesen ver de una forma clara la factibilidad de una obra así. Y sobre todo, qué tanto podría esto afectar al ecosistema. Sin embargo, las crecidas durante todos los años del río siempre han sido impredecibles, lo que ocasionaba un problema mayor. Lo que se buscaba era construir un sistema que pudiese controlar las inundaciones y ofrecer regadío a la parte baja del río, ya que su crecimiento demográfico hacía insuficiente los recursos disponibles en aquel tiempo.

El Nilo, un río de aguas turbias que transporta grandes cantidades de arena y nutrientes que terminan en aguas estancadas, lo que hace que el nivel de río se incremente y se lleve cuanta cosa esté delante de él. Por ello el diseño de la presa cuenta con cantidad de puertas equidistantes que se abren para filtrar, permitiendo controlar el empuje del agua pero al final, acababa resultando insuficiente.

Esta obra, acabó siendo construída con casi dos kilómetros de longitud, con más de cincuenta metros de altura. Pese a la magintud de la misma, ha sido restaurada en par de oportunidades para frenar las crecidas del Nilo. En la tercera ocasión que acaeció este fenómeno, se tomó la medida de crear La Presa Alta.


Source link

Artículos Relacionados

Dejar una opinión