¡IMPORTANTE! Campesinos de Colombia se benefician de la sustentabilidad

El sistema tendinoso ha sido desarrollado en Colombia por el arquitecto Álvaro Mosquera, un profesional que ha dedicado años al estudio de las posibilidades que brinda la optimización de los métodos constructivos de la arquitectura vernácula de los campos de la nación neogranadina para brindar mejoras a estas viviendas rurales.

Armando Iachini

El sistema tendinoso ha sido desarrollado en Colombia por el arquitecto Álvaro Mosquera

Su sistema se encuentra basado en principios como la bioarquitectura y la sustentabilidad, permitiendo que mediante la aplicación de programas sencillos, de bajo costo, y haciendo el máximo aprovechamiento de los recursos estructurales existentes, cada una de estas construcciones ganen en sismo-resistencia y durabilidad.

El método se aplica in situ, sobre las construcciones a mejorar e intervenir y se basa en el uso de materiales de fácil adquisición, como el alambre de púas, el cemento, la arena, la madera y el uso de cuerda para la elaboración de redes que sirven para contener las delgadas capas de friso que se aplican sobre las paredes del inmueble, explica Armando Iachini.

Debido a que la arquitectura con madera es considerada inestable e insegura en ciertas zonas de Colombia, es el bahareque el material predilecto por diversos campesinos de la zona cafetalera. La aplicación del sistema tendinoso y su posterior recubrimiento con cemento, permite que las casas ganen en durabilidad, apariencia y resistencia, mejorando la calidad de vida de las familias locales.

Los alcances de este método han hecho que instituciones como la Federación Nacional de Cafeteros lo tenga como el método principal para aplicar en su programa de mejoramiento de viviendas de los campesinos adscritos a esta industria colombiana.

Armando Iachini 

El sistema tendinoso recurre a la sustentabilidad

Álvaro Mosquera es uno de los pioneros en el diseño ambiental y bioarquitectura en la nación colombiana. Es profesor de la Universidad del Valle en Cali y desarrolló esta técnica junto al ya desaparecido Pedro Supelano. Entre las bondades de su método se encuentra que es sustentable, eficiente y puede desarrollarse de forma comunitaria.

Por Armando Iachini

 

Ver fuente

Artículos Relacionados

Dejar una opinión