Yamaro y las construcciones históricas: El Tower Bridge de Londres

En construcciones Yamaro seguimos mostrándole lo que han sido las grandes construcciones a lo largo de la historia. Estas, son la muestra palpable de lo que el ingenio del hombre puede lograr. El día de hoy les presentamos el ‘Tower Bridge’ de Londres.

Durante la primera mitad del siglo XIX el Puente de Londres era la única forma de cruzar el Támesis, este puente no es el mismo Tower Bridge.

Es en el año 1876 cuando se configura el Subway Committee, o comité especial para el paso subterráneo, que buscaba solucionar el problema de paso en la ciudad, se convocó un concurso de ideas. Las condiciones eran: La obra debía ser un icono de la ciudad y dejar pasar el tráfico marítimo del puerto cercano situado en el Pool of London’. Después de más de 50 ideas que se presentaron en el comité y tras un fallo que fue bastante polémico, se decide aprobar el proyecto de Horace Jones, quien era el arquitecto municipal de la ciudad. Este proyecto era el Tower Bridge.

La construcción comienza en abril de 1886, dura ocho años y trabajaron cerca de 500 personas divididas en dos turnos. El proyecto era un puente de 244 metros de longitud montado sobre dos apoyos de 65 metros de altura y 70 mil toneladas de hormigón hincados en el lecho del río. Estas dos torres se decorarían de forma medieval. Cuando aún el proyecto no estaba listo, se muere Jones y se decide entonces cambiar esta ropa medieval de ladrillo por las modalidades neogóticas de John Wolfe-Barry, antiguo ingeniero jefe de Jones y quien quedaría al mando.

 

Se emplearon 11 mil toneladas de acero fundido para cubrir el vano de 61 metros, los marcos, la pasarela superior, los anclajes y los tirantes de ambas torres. Dos planchas de 1000 toneladas se elevan hasta los 83 grados a través de un sistema hidráulico instalado en el interior de ambas torres. En el diseño original, 6 depósitos de agua metida a presión por varias máquinas de vapor, se encargaban de mover el mecanismo; hoy se usa aceite en vez de agua y energía eléctrica en vez de vapor.

Las dos torres se proyectaron con una pasarela peatonal a nivel superior que actualmente es parte del museo del puente. Hoy esta obra es un ícono, una señal de identidad y un museo.

Artículos Relacionados

Dejar una opinión